Anastasia II

Veo que ya te has caido, ya te has dado de bruces contra el último reducto marchito de tu conciencia, la olvidaste cuando quisite jugar, creías ser mayor y intentaste hacerle caso omiso, estorbaba, y la exiliaste junto con la inocencia, aunque claro, ella es un caso aparte, un caso perdido que de vez en cuando vuelve a asomar la cabeza, querías creer que donde dijiste digo podías decir diego, que no pasaba nada, que podías hacer de ello tus tablas sagradas aunque alabases a lo imposible, o más bien complicado, a lo oculto y a lo intricado, a lo exigente y a lo antinatural, pero pensandolo, todas alaban lo mismo.. mientras yo seguiré consolandome con eso de que torres más altas cayeron antes, pero claro cuando las torres dependen de una misma y esa manía que me invade de hablar por hablar, sin más motivación que soltar palabras, con más o con menos sentido y no decir nada. Al fin y al cabo, hablar, rebuscada y frivolamente, pero siempre me acabo callando, será culpa de las musas , de la inspiración o una pura necesidad de silencio qué voy a saber yo! Al fin y al cabo siempre se me acaba congelando el alma sin querer.






3 comentarios: